Los 5 cenotes más increíbles de Cancún

El estado de Quintana Roo es conocido por su sorprendente riqueza natural, característica que lo ha colocado como uno de los sitios turísticos más populares de nuestro país a nivel internacional. Entre sus principales atractivos están los cenotes naturales.

Estos pozos de agua llenos de misterio son las joyas de la Ruta Maya. Se alimentan por la filtración de la lluvia y las corrientes de ríos subterráneos, pero además, son lugares sagrados donde los antiguos mayas solían hacer rituales y ofrendas a los dioses.

Aquí te contamos cuáles son los cenotes que debes conocer durante tu estancia.

Cenotes Chikin-Ha

Los cenotes Chikin-Ha son algunos de los cenotes más bellos y cercanos a Cancún pero también uno de los menos visitados, por lo que no encontrarás aglomeraciones.

Dentro de una impresionante caverna, podrás nadar en alguna de sus tres albercas naturales de aguas color turquesa.

Además, en este lugar sus guías son nativos por lo que todos los ingresos van destinados al sustento de la comunidad maya. 

Cuenta con tirolesas y kayaks, recorridos en bicicleta, una ceremonia con chamán, comida típica, guías de la comunidad maya, buceo y snorkel.

Está ubicado a solo 29 minutos de Casona del Sol.

Cenotes Siete Bocas

Si estás en busca de algo totalmente rústico y natural, este es el lugar adecuado.

Siete Bocas es una de las maravillosas formaciones rocosas que se ha creado a través del paso de millones de años y puedes acceder por cualquiera de sus 7 diferentes entradas (característica que le da su nombre).

Durante tu recorrido, podrás disfrutar del impresionante panorama. Las estalactitas forman una especie de túnel natural que, por cierto, te llevará a otra boca.

Si te cansas de nadar, el lugar cuenta con un hermoso camino de casi 8 kilómetros que puedes recorrer en bicicleta.

Se encuentra a 47 minutos de Casona del Sol.

Las Mojarras

Cerca de Puerto Morelos se encuentra ‘Las Mojarras’, el cenote abierto más grande de la zona.

Con 67 metros de diámetro, este es uno de los cenotes de más fácil acceso para todos los integrantes de la familia, desde el más pequeño hasta el más grande. 

Aquí podrás no solo nadar, sino también organizar unas divertidas carreras en cuatrimotos, arrojarte de las tirolesas de 600 metros a través de la selva o hacer un tranquilo recorrido a caballo.

Está ubicado a casi 50 minutos de Casona del Sol.

Kin-Ha

Siguiendo la ruta de los cenotes podrás encontrar Kin-Ha, un lugar lleno de magia oculto entre la naturaleza.

Kin-Ha, o Sol y Agua, en español, es un cenote de 40 metros de profundidad, ubicado dentro de una cueva con algunas aberturas por donde se filtra la luz del sol, creando un hermoso juego de luces.

Este parque turístico cuenta, además de los cenotes, con actividades como tirolesa, paseos a caballo, circuitos de bicicleta, snorkeling, hamacas para relajarse, entre otros.

En sus inicios, una familia maya construyó las estructuras principales de los dos cenotes, aunque en la actualidad ya no son los propietarios del lugar

Kin-Ha está ubicado a 50 minutos de tu hospedaje.

Chac Mool

Su nombre significa Garra de Jaguar y es conocido por ser uno de los cenotes naturales más impresionantes de la Riviera Maya. 

Lleno de misticismo y belleza natural, el Chac Mool te enamorará por su haloclina, el efecto visual que lo hace único y que consiste en que, dentro de él, confluyen aguas dulces y saladas, provocando que las distintas salinidades formen columnas perfectamente delimitadas.

Para tomar en cuenta

  • La mayoría de los cenotes abren al público de 10 de la mañana a 5 de la tarde.
  • El precio de entrada oscila entre los 75 y los 155 pesos mexicanos.
  • No uses cremas corporales, protectores solares, ni repelentes antes de entrar a los cenotes ya que puedes dañar severamente la flora y fauna del lugar.
  • Es importante que consultes antes de contratar un tour o realizar alguna actividad acuática cuáles son las recomendaciones para llevarla a cabo con seguridad.

Información de AquaWorld.